El precio justo es el más injusto.


Por José Toro Hardy.
@josetorohardy.
Política y Opinión
1000243_10151843335174108_292062488_n

El “precio justo” decretado por un gobierno es socialmente el más injusto. Si se desestimula a quienes estén dispuestos a invertir, nadie contratará trabajadores, ni adquirirá materias primas u otros insumos. El resultado será una escasez inducida y un desempleo en cascada. Veamos un ejemplo cualquiera: Una ama de casa va a comprar una bolsa de detergente y se escandaliza o porque no lo consigue o por su precio, a pesar de que el gobierno ha regulado el precio e incluso el costo de producir la bolsa de detergente. El gobierno desarticuló el proceso productivo. Y de paso, si el productor requería de materias primas importadas y no obtuvo los dólares, se verá obligado a disminuir -si es que no a interrumpir- la producción del detergente. Tratemos de analizar qué logró el gobierno con su acción: Sigue leyendo