Emprender en Venezuela.


Por Helena Acedo.
instagram: helena_acedo_vidrio.
Caracas es Arte.
waltermitty

“Life is about courage and going into the unknown”- The Secret Life of Walter Mitty

Esta cita, y la película de donde proviene, nos hace pensar en viajes y aventuras, salir de lo cotidiano, visitar lugares que nunca hemos conocido. Nos imaginamos unos paisajes de esos que te hacen creer en Dios, conocer personas de otras culturas que nos hacen reflexionar sobre la belleza de la humanidad; nos imaginamos unos viajes que comenzamos siendo una persona, solo para haber sido transformados en otra por nuestras experiencias.

Les puedo decir algo que me ha hecho sentir todo eso, y que para mi tiene una relación directa con esta cita y todo lo que ella implica: ser emprendedor. 

Tal vez perdí un poco el romanticismo de este articulo, pero lo que realmente quiero compartir con ustedes es lo que he aprendido en los últimos dos años: emprender es exactamente eso, dejar la orilla de estabilidad y seguridad para nadar hacia un océano de incertidumbre, aprendizaje y satisfacción personal.

Para contarles un poco de mi historia, deben saber que me gradúe de Abogado de la UNIMET, ejercí por un tiempo, y luego tuve un par de trabajos de oficina. Todo lo que hice durante ese tiempo sirvió para formarme como profesional, para aprender a cumplir estrictamente horarios de trabajo, aprendí a moverme en organismos públicos (tribunales, inspectorías, etc) y a trabajar en equipo con las otras personas de la oficina. Aprendí sobre la importancia de la organización en el trabajo, sobre el gran valor de lo que cada quien aporta (desde el personal de limpieza hasta el presidente / dueño), sobre lo divertidas que pueden ser las fiestas de Navidad. Trabajar en una oficina es algo que le recomendaría a todos, ya sea porque afortunadamente es lo que le guste hacer a alguien en particular, o por la experiencia y todo el aprendizaje que uno se lleva consigo. Honestamente, no cambiaría esos años por nada en el mundo, representan hoy en día el aprendizaje de todas las herramientas que utilizo en el día a día para hacer funcionar mi negocio: un taller de vidrio fundido.

Llevar un negocio propio es dificil, y comenzarlo mas aún. En ese momento entra todo el asunto de Walter Mitty: atreverse. Aunque no estuviera delirante de la felicidad en mi trabajo, sabía que tenía muchas cosas buenas, entre ellas la estabilidad de un sueldo mensual, la posibilidad de aumentos y promociones en el futuro, seguro médico, etc. Toda esa “comodidad” me hizo dudar, y no les miento, sentí miedo de soltar esa certeza.

Cuando uno va a comenzar un negocio, no sabe si le va a ir bien o mal, si la situación política va a mejorar, si al gobierno le va a dar una tocoquera de poner un impuesto altísimo sobre el (inserte aquí el nombre de la idea/producto/servicio que usted quiere ofrecer) vidrio, o si se va perder plata o no. Uno se pasea por millones de escenarios distintos, temiendo algunos y añorando otros.

Todo esto significó para mi varios meses de tensión e indecisión, pero como al fin y al cabo no estaba sola en esta idea de negocio, renuncie a mi trabajo de oficina y me lancé de lleno a crear esta nueva idea.

¡Y fue maravilloso!

Crear algo desde cero fue una gran oportunidad, un placer y un trabajón. Supe desde un principio que si quería hacer esto, tendría que estar dispuesta a muchos cambios, y algunos sacrificios. Trabajar fines de semana y pasar varios meses sin ganancia creo que fueron los mas emblemáticos, sin embargo nunca dudé de lo que hacíamos, y de esa manera es que uno se termina enamorando de lo que hace.

Ya hoy en día, puedo decir que tomé el camino correcto, sobretodo por el hecho de tener algo propio, con toda la libertad y responsabilidad que ello implica. La palabra RESOLVER es parte del léxico diario de cualquier emprendedor (sobretodo si no se tiene empleados), y al principio uno se puede sentir como un niñito que fue al mercado con su mamá y de repente se quedó solo en un pasillo, pero poco a poco se va aprendiendo y agarrando soltura y comodidad. Lo importante es siempre ver hacia adelante, y aprender de los errores.

Este país es maravilloso, y aunque siempre habrán mil razones para no invertir, para no arriesgar, para mantener el status quo; existe algo mas poderoso que todo aquello: Vivir del arte que amas, contribuir al país que te vio crecer, y ser realmente FELIZ con tu trabajo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s